logo

Historia

La COOPERACION TECNICA INTERNACIONAL (CTI) constituye una fuente complementaria de recursos humanos y materiales que nos ofrece la comunidad internacional para apoyar la ejecución de programas y proyectos de desarrollo. Es decir, un aporte complementario al esfuerzo internodel desarrollo por lo que siempre debe responder a las necesidades de éste y estar además, estrictamente vinculada al plan de Desarrollo.

La demanda de Cooperación Técnica está conformada por los recursos que en las modalidades de asesoría, donación y capacitación son requeridos y en los cuales que se incluye la demanda de cooperación por medio de proyectos definidos.
El análisis del comportamiento de la cooperación Internacional en la evolución histórica de la UNP permite identificar una tendencia de crecimiento en general que ha tenido un efecto positivo en el desarrollo institucional, en lo académico y en su proyección a la comunidad preponderantemente; destacando, sobre todo, el periodo comprendido entre 1975-1980. Posteriormente esta situación se vio afectada por el rompimiento del país con la banca internacional y en el frente interno por la existencia de graves desequilibrios fiscales y por el impase ocasionado tras el intento de estatizar el sistema financiero nacional. Entre las principales fuentes cooperantes cabe destacar la Fundación Friedrich Ebert – RFA.

Durante el periodo 1990-1994 se han reiniciado las gestiones de cooperación técnica internacional, con la suscripción de convenios con diversas universidades extranjeras, tales como: Iowa (USA), Federal de Paraiba (Brasil), Barcelona y Alicante (España), Cuenca (Ecuador), sobre aspectos de cooperación interinstitucional e intercambio de estudiantes y profesores, capacitación docente, etc.
Además de las colaboraciones bilaterales previamente mencionadas, el desarrollo de proyectos de movilidad y cooperaciónen los últimos años se caracterizan por la participación de la UNP a redes de cooperación. Efectivamente, su pertenencia, al consorcio Erasmus Mundus de laComisión Europea, y a la Red Peruana de Universidades, constituye un fuente de importancia de actividades exteriores.
Conviene empezar reconociendo que la CTI es un concepto que adquiere especial vigencia e importancia dentro del marco de las actuales relaciones internacionales y del progreso científico-tecnológico. Además, siendo los recursos provenientes de la CTI de naturaleza no reembolsable, se recomienda la factibilidad de realización de los proyectos que puedan ser aprobados, incorporados y priorizados por las fuentes cooperantes.
La demanda de cooperación, por medio de proyectos específicos debe contribuir específicamente a innovar o transformar las condiciones en que evolucionan las realidades locales. Hay necesidad de evaluar previamente la capacidad de la entidad receptora para absorber conocimientos y practicas y/o crear una propia capacidad instalada. La estrategia establece las áreas prioritarias a las cuales debe orientarse los recursos de cooperación externa (inclusive de la cooperación interna).